Seguridad Vial: sillas especiales para niños en los autos

Los bebes y niños deben viajar seguros y esto significa que deben hacerlo en sillas especiales para su edad y tamaño. Los tipos de equipos y la opinión de los especialistas.

¿Qué dice la Ley Provincial de Tránsito de Córdoba?

Artículo 39 de la Ley N° 9169:

  • “Está prohibido circular con menores de diez años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos especiales homologados al tal efecto”
  • “Está prohibido transportar menores de diez (10) años en motocicletas y ciclomotores (Incorporación dada por el Artículo 10° de la Ley 9688”

Cabe aclarar que en los requisitos para conducir en Córdoba que fueron provistos por la Policía Caminera no se hace mención al respecto, al igual que tampoco lo señala la Ley Provincial como anteriormente se indicó. Sin embargo,  los usuarios realizan muchas preguntas sobre cómo deben viajar los más pequeños. En primer lugar, hay que advertir que existen tres tipos de sillas especiales de acuerdo al tamaño y la edad.

Los Sistemas de Retención Infantil son el método de seguridad para que los menores de 10 años de edad viajen en los vehículos, no con el cinturón como los adultos. Esto se debe a la cuestión de seguridad vial para prevenir posibles lesiones en caso de sufrir un accidente de tránsito.

Tipos de sillas especiales para niños

Galería de imágenes sobre algunos tipos de Sistemas de Retención Infantil.

  • Bebés/lactantes

Las sillitas especiales más pequeñas se utilizan justamente para los niños más pequeños, hasta 10 kilogramos de peso o aproximadamente 9 meses de edad.

Estos equipos para recién nacidos se deben instalar mirando hacia atrás y en una posición inclinada de 45° en el vehículo. Es muy importante esto ya que el cuello del bebé aún es débil para sostener la cabeza. Las sillas están equipadas con un arnés (similar al cinturón). La misma se debe sujetar al asiento directamente a través del cinturón de seguridad.

¿Cuándo se dejan de usar?
Los equipos están diseñados para niños de hasta 9 meses de edad. Generalmente al cumplir el noveno mes se debe dejar de usar porque su cabeza o extremidades sobresalen de la estructura. La silla tiene el arnés para sujetarlo de acuerdo al crecimiento del niño, pero no hay que exceder los límites.

  • Niños pequeños

Las sillas especiales para estos menores corresponde desde 10 a 18kg, hasta los 3 años aproximadamente.

Estos equipos ya se instalan mirando hacia adelante, al contrario de las que son para los bebés. Las mismas deben estar en posición erguida y sujetas al asiento del vehículo conectado a través del cinturón de seguridad.

¿Cuándo se deja de usar?

Cada silla posee un arnés ajustable para el tamaño del niño que sirve para acomodarlo de acuerdo al crecimiento corporal y no se debe forzar. Al rededor de los 3 años de edad el cuerpo del menor no quedará cómodo principalmente por el ancho de los hombros.

  • Niños mayores

Las sillas especiales para los menores de gran tamaño corresponden hasta 36kg o aproximadamente los 10 años de edad.

Estos equipos también pueden ser llamados como “booster“. Existen dos tipos: algunos poseen respaldo y protecciones laterales (son más seguros) u otros modelos que solamente son una especie de almohadón. Se instalan hacia adelante y tienen varios tipos de fijación. Incorporan un arnés de seguridad para retener al niño hasta tanto supere 1.10 metros.

En caso que el menor supere la medida debe viajar con el “booster” y utilizando el cinturón de seguridad del vehículo.

Se conocen pero no se usan

La mayoría de los adultos que viajan con niños en el vehículo conocen cómo deben hacerlo correctamente y sin embargo pocos lo cumplen a pesar de que está exigido por la Ley de Tránsito, según un estudio de la Asociación Luchemos por la Vida. “Aunque la mayoría de los padres conocen los sistemas de retención infantil, aún no han tomado real conciencia de la utilidad de su uso y no tienen conciencia del peligro al que los exponen al llevarlos sueltos en el asiento delantero y a los más pequeños sin sus sillas especiales y sin cinturón de seguridad.”

¿Por qué usar la silla especial?

Muchas personas se preguntan si es necesario utilizarlas además de que estén exigidas por las leyes de tránsito. Ante esta pregunta la Asociación Luchemos por la Vida respondió: “Para salvarles la vida en caso de accidente. Cuando mamá, papá y el bebé viajan en el auto, aunque no lo sientan, están desplazándose a la misma velocidad que el vehículo y al unísono con él. Pero, en caso de una detención brusca, todo lo que no se encuentra atado dentro del auto seguirá su viaje hacia adelante y sólo se detendrá cuando choque contra algo (puede ser la parte delantera del coche, el parabrisas, el asfalto, etc.)”

A lo que agregó: “Cualquiera puede haber experimentado una leve sensación de lo que estamos hablando, en cualquier frenada algo fuerte. Entonces, la cartera que viajaba apoyada sobre el asiento se cae al piso o la bolsa con bebidas se vuelca”, dicen desde la Asociación.

Informe de Ivanna Martín en El Show de la Mañana

Comentarios