Tema: Verificación Policial del Automotor

La verificación policial del automotor, más conocida como verificación policial, o simplemente ‘la verificación‘, es un trámite obligatorio que deben llevar a cabo ciertas personas que transfieran su vehículo. Esto ocurre principalmente al vender/comprar un auto, moto, camioneta o camión.

La verificación del automotor consiste en la inspección del motor y chasis por parte de personal policial especializado. La revisión se realiza en las llamadas plantas de verificación policial, o también, en algunas ciudades se puede solicitar la visita de un verificador en el domicilio.

El trámite de la verificación policial se hace previo a la transferencia del vehículo. Para ello, es necesario sacar turno por internet y reservar una cita en algunas de las plantas verificadoras. Luego, al momento de realizar el trámite, es requisito presentar un formulario y documentación pertinente.

La verificación policial del auto o moto no puede evitarse cuando se transfiere un rodado. Salvo que por normativa quede excluido el automotor por el año y/o modelo.

La verificación del automotor es obligatoria para todas las transferencias que se realicen en el país. Y en el caso particular de la provincia de Córdoba, la fuerza de seguridad encargada de la inspección la tiene la Policía de Córdoba. No obstante, en otras jurisdicciones la pueden tener a cargo Policía Federal o Gendarmería Nacional, como ocurre en Capital Federal y Provincia de Buenos Aires.