Diferencias entre Nafta Super y Premium

A pedido de los chicos de Transito Córdoba, vengo a aclarar un poco la situación sobre los combustibles que se ofrecen comercialmente en las estaciones de servicio. Muchos eligen entre super y premium por precio, otros convencidos en que hay diferencias, también están los que acusan al márketing de promocionar esto.

Para comenzar, les diré que pronto me recibiré de técnico químico. También pude consultar a un ing. químico con experiencia en combustibles (trabajó para Shell) y me terminó de aclarar algunas cuestiones. A ver que sale! Solo decir que es una explicación que intenta ser didactica y no remplaza el manual de su vehículo ni la recomendación de su mecánico de confianza.

Qué son los octanos: para hacerlo fácil, diremos que es “el poder” que tiene una nafta, y cada motor fué diseñado y calibrado para un octanaje específico. El combustible tiene dos importantes valores y varía de acuerdo a lo dicho antes: la presión que soporta (cuando el pistón lo comprime) y el poder explosivo (cuando la chispa de la bujía lo enciende).

La nafta común tiene 93, la super 95 y la premium entre 98 y 100 (dependiendo la marca). Esto, es mucho más que “3” valores de diferencia entre una y otra, no son solo números, también hay diferencias en el refinamientos, aditivos, etc. Por ejemplo, la super y premium son “sin plomo”; lo mismo pasa con el gasoil y “euro/vpower disel”, este último está reducido en azufre (menos contaminante).

¿Qué diferencias hay entre una y otra?

La nafta común ya no se consigue en Argentina, fué remplazada por la super y desde hace 3 o 4 años esta discontinuada (hasta me animaría a decir que no se fabrica más). Pero eso no es problema, los vehículos “antiguos” como un Taunus, Renault12 o la vieja renoleta que heredamos del abuelo pueden funcionar sin problemas. Algunos incluso, dicen que funcionan mejor.

Hay que revisar el manual de cada vehículo. Los mecánicos dicen que salvo los importados de muy alta gama, deportivos y alguno que diga expresamente necesitar un combustible de 98 octanos, el resto de los autos (si señor, ese que le salió 300mil, también!) debería poder funcionar con una super… pero!

Pero en esta querida Argentina, hay que tener en cuenta también la calidad. Más allá del filtrado, refinamiento, octanaje, aditivación, y un largo etcétera que debería de tener en el proceso de “fabricación”, es importante la calidad final que obtendremos al usarla. Esto depende del proceso industrial y de los cuidados que se tengan en las estaciones de servicio. Si hubo algún problemita con una nafta premium (ej, lluvia, limpieza de tanques, etc) se podría suponer en la teoría que “se safa”, pero una nafta super reducirá su rendimiento aún más.

Para el precio, hay una diferencia considerable, en algunos casos de hasta $0.25.- por litro. Pero si medimos el rendimiento, en algunos vehículos las naftas premium obtienen entre un 3 y 8% más de kilómetros recorridos a mismos litros consumidos.

Escrito por colaborador.

Advertisements

Comentarios


También podes ver