Cosas poco transparentes entre las 200 nuevas unidades de Ersa Urbano y Autobuses Santa Fe

El pasado sábado, el intendente de la ciudad de Córdoba Ramón Javier Mestre, presentó 200 nuevas unidades de transporte que se sumarán a los actuales recorridos de TAMSE. Esto se realizó en el marco de adelantar un poco apresuradamente los trámites del nuevo sistema de transporte urbano, aún en pleno proceso de licitación, y con muchas críticas de los vecinos por falta de frecuencias, paros de choferes por mal estado de unidades y conflicto con otros en estado de precariedad.

Rápidamente, según incluso lo comentó el Concejal Esteban Domina días atrás en una entrevista exclusiva a Tránsito Córdoba, se improvisó una salida para mantener y contrarrestar las críticas en aumento: “la gente si está llegando tarde al trabajo todos los días por falta de frecuencia, van todos apretados por falta de coches, si le decís que vas a poner 200 nuevas unidades estarán contentos; pero no es un proceso claro y tampoco responden a las solicitudes de informe”. En especial, resulta extraña una pre-adjudicación de urgencia, aún cuando el proceso de licitación estaba vigente.

Todo estalló en algunos medios de Córdoba (incluido este mismo), cuando se empezaron a ver ómnibus ploteados con el nombre de dichas empresas en puntas de línea pertenecientes a TAMSE. Algunas fotos en autopista Córdoba-Rosario de los mismos vehículos sin patentes y en fila de a varios terminaron por develar la cuestión: el intendente Mestre tuvo que hablar y sin muchas precisiones aclaró poco y sembró más dudas.

Presentación con muchos colectivos y poca gente

La Calle Chacabuco – Maipú (una es continuación de la otra, a partir de la calle San Jerónimo), es la más ancha en metros y carriles de la Ciudad de Córdoba. Imponente si uno se para a mirarla desde la esquina con Bv San Juan hacia el centro, esa amplitud es difícil de llenar. Salvo en algún horario puntual con pico de circulación, algunas marchas o como el sábado anterior: un acto político con presentación de 200 coches.

Estacionados en diagonal al cordón, en 45º casi perfectos, con un vallado que dejaba solo unos metros de pasarela en medio, el intendente y comitiva junto a unos pocos vecinos (más curiosos que partidarios), recorrieron las cuadras entre fotos de periodistas, guardias de seguridad privada y sillas de rueda.

Y sobre esto último cabe sacar aparte una aclaración. En foto del diario La Voz del Interior se ve al intendente rodeado de al menos 4 guardias de seguridad con un uniforme, algunos otros quizás de civil y colaboradores. Así se abría paso a zancadas entre la fila de colectivos que ilustraban el paisaje urbano. Al rededor, lo seguían personas en silla de rueda protestando porque ninguna de las 200 nuevas unidades dispone de accesibilidad a personas de movilidad reducida. Esto resulta en cierta forma contra norma, ya que el nuevo marco regulatorio fijado y otra de la normativa vigente indica que cierto porcentaje de la flota debe disponer de rampas.

Algunos comentarios que trascendieron aseguraban que hubo algún empujón entre la seguridad y los manifestantes, luego un breve dialogo que no deja tranquilo al colectivo de personas con discapacidad: “con el nuevo sistema de transporte vamos a agregar unidades adaptadas”, se dice que aseveró Mestre.

Desviar y cortar para presentar

La cuestión no es desconocer la autoridad municipal, que está en su derecho de cortar la avenida cuando lo considere oportuno. Pero si, justamente, hacerlo un día sábado al medio día, desviar recorrido de colectivos y tránsito particular de una calle con 6 carriles (mas dársena de colectivos y estacionamiento), a vías angostas y con estacionamiento.

El centro de Córdoba los sábados atiende medio día, pero los colectivos estuvieron ahí desde bastante tiempo antes. A demás, el estacionamiento en dicha avenida es tarifado, algo que seguramente no abonaron los colectivos a presentar (algunos que incluso presentan patente provisoria).

También algunos vecinos dieron cuenta de la situación que se presentó la noche anterior, la madrugada del viernes al sábado, y de la cual, quien escribe pudo presenciar de pasada: un camión cruzado, con poca señalización y sin conos cruzado en plena avenida, haciendo demarcación de la señalización horizontal (sendas peatonales, carriles, etc), bastante deterioradas anteriormente, en plena madrugada. Está de mas recordar los accidentes que han ocurrido ya por negligencia y falta de previsión en numerosos hechos no solo de esa avenida en particular, sino de otras obras viales que se han cobrado vidas.

Una figura legal para lo poco legal

Fuera de micrófono, varias personas con conocimiento en el tema (funcionarios actuales y de anteriores gestiones), coincidieron de alguna u otra forma, más formal o más coloquial, que la UTE formada por ERSA y Autobuses Santa Fe para remplazar parte de TAMSE “es poco clara desde lo reglamentario”.

Es así que durante el pleno proceso de licitación se adelantó que Ciudad de Córdoba y Coniferal continuarán trabajando, que las dos empresas nuevas ocuparán sus lugares desde el domingo 1 de septiembre, y que por más que esto suceda “oficialmente” todo pasará a los próximos meses… mientras, se ata con alambre.

Falta el plan de movilidad

Hace varios meses, en entrevista de Tránsito Córdoba a la concejal Olga Riutort respecto de diversos temas del tránsito y transporte, la edil insistió en que “todavía no se presentó el plan integral de transporte para la ciudad, es básico y fundamental para mejorar el tránsito de particulares y prestatarias”.

Pero no es la única: otras fuerzas políticas, por caso, el edil Esteban Dómina comentó lo mismo. “Sin el plan integral de movilidad no se puede tener buen transporte, mejorar frecuencias, sacar motos y autos para poner colectivos; está todo improvisado”.

Parece ser que el solo-bus en algunas avenidas, el carril de retorno en Puente Lavalleja, y algunos cambio de lugar de parquímetros no alcanza. Solo se tiene un borrador sobre cuál es la situación, pero no está completo y actualizado a hoy, según trasciende, sino que falta el “cómo resolver” los problemas que se tienen y hacer sustentable la circulación por mas tiempo.

Muy bonitas

Mestristas, ciudadanos sin identificación partidaria, oposición y contrarios a la gestión municipal; entre unos y otros opinan diferente. Decena de mensajes de un tono y otro llegaban en respuesta a nuestra cuenta de twitter.

Lo que si se debe reconocer, es que alguna de las nuevas unidades son muy bonitas, de colores llamativos, tapizados acolchados y buena ergonomía.

Hasta resulta decorativa la patente provisoria en una hoja blanca con letras rojas que se muestra en algunas unidades, ya que usuarios reclamaban que no todas cumplen siquiera con esto.

Consultados dos gestores del automotor, las opiniones fueron diferentes. El primero aseguró que “esa patente que tienen es solo para circular desde la fábrica al registro de destino y realizar luego el trámite, mientras pueden tener seguro y andar sólo hasta llegar a destino, no circular ni ofrecer el servicio a pasajeros”. Otro gestor dijo que “estas patentes tienen una vigencia de 7 días entre que se hacen los trámites y se entrega la chapa metálica, pueden circular y tienen posibilidad de tramitar la póliza de seguro, que en estos casos de grandes empresas se asegura la flota y no móvil por móvil”.

De cualquier forma, habrá usuarios contentos por las 200 nuevas unidades, como nos decía un asesor político en privado: “eso importa, eso suma, eso le importa a la gente, ir a la parada y ver un colectivo nuevo y limpio, que llegan a horario; ahora habrá que cuidarlos, mantenerlos, limpiarlos regularmente, mantener la frecuencia y la amabilidad del chofer; sino tanto acto se diluye rápido”.

Esperemos que no sea todo política, que la gente poco a poco también se interese por lo suyo, lo que paga entre boleto e impuestos, lo que es patrimonio de la municipalidad y se debe cuidar, y cuando sea necesario pedir cuenta e informes de ello: los políticos deberían comenzar a acostumbrarse a ser claros, transparentes, a gestionar y responder.

Comentarios