Se presentó proyecto de ordenanza para controlar estupefacientes a conductores de la ciudad de Córdoba

El bloque Eva Duarte presentó en el Concejo Deliberante un proyecto para que los inspectores de tránsito de la ciudad de Córdoba pudieran realizar controles de presencia de estupefacientes en los conductores cordobeses. Hasta el momento no hay ninguna ordenanza que permita eso, aunque la Policía Municipal puede efectuar controles de alcoholemia.

La presentación la hizo el concejal Miguel Siciliano, perteneciente al bloque y quien participa de la Comisión de Servicios Públicos del Concejo. El edil opositor indicó a tránsito Córdoba que el proyecto fue planteado a fines del año 2012, sin embargo fue ingresado en el temario en las últimas semanas, luego de varios meses.

Los motivos por los cuales el edil realizó dicha presentación era la cantidad de accidentes de tránsito ocurridos por el consumo de estupefacientes y la mortalidad a causas de alcohol o drogas en sangre, además de brindar una herramienta a los inspectores para poder controlar.

“Según un informe del año 2011 de la Secretaria de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (S.E.D.R.O.N.A.R), entre un 20% y un 50% de los fallecidos en accidentes de tránsito presentaban tasas positivas de alcohol o drogas en sangre”, fundamenta el proyecto de ordenanza.

“Tanto el alcohol y el consumo de estupefacientes afectan el sistema nervioso central y por lo tanto al comportamiento del conductor. Estas sustancias deterioran las percepciones, disminuyendo la capacidad visual de tal manera que el conductor no valora correctamente ni las distancias ni la velocidad, no pudiendo observar ni reconocer objetos y señales correctamente. El organismo siempre nota los efectos del alcohol o de droga. Por poco que se beba o se consuma, la capacidad perceptiva es menor y la reacción, en caso de que se presente una situación de riesgo, será más lenta”, agrega entre sus fundamentos la iniciativa del concejal Siciliano.

La norma propone realizar pruebas de detección alcohólica y de estupefacientes por vía oral, y ambas en el mismo momento. Las zonas de control planteadas son principalmente donde se encuentran gran cantidad de boliches nocturnos como lo es Nueva Córdoba, ex Mercado de Abasto, Chateau Carreras y Cerro de Las Rosas.

El proyecto de ordenanza de Miguel Siciliano fue debatido en la Comisión de Servicios Públicos en la sesión del martes 7 de mayo, con la presencia de todos los bloques del Concejo Deliberante y además profesionales de la salud, quienes dieron su opinión al respecto.

El debate -“caliente-” en el recinto se dio principalmente entre el edil del bloque Eva Duarte, quien mencionaba y justificaba la necesidad de aprobar el proyecto, mientras que el médico criticaba la efectividad y necesidad de un estudio previo para continuar con la normativa. Aunque profesionales dieron el visto bueno a la presentación, también opinaron sobre la necesidad de reforzar los controles ya existentes como el uso del casco, el fumar mientras se conduce, entre otros.

Finalmente, el Concejal Radical y Presidente de la Comisión de Servicios Públicos Adrian Cassati, presentó una moción para enviar al archivo el proyecto, lo cual fue aprobado por la mayoría oficialista a pesar de el deseo de extender el debate por parte de los ediles opositores y el propio autor. Sin embargo, aún queda la votación con la totalidad de los concejales, aunque Siciliano opinó que sea rechazado nuevamente.

Comentarios