Carlos Paz: 18% de casos de alcoholemia positivo tras controles

El pasado fin de semana hubo un “alto índice de infracciones” en Villa Carlos Paz, según el municipio. Se realizaron controles de alcoholemia en el centro de la ciudad donde fueron sancionados conductores y se retuvieron vehículos.

La Dirección de Inspectoría General realizó controles en el área céntrica de la Villa y uno de los puestos estuvo ubicado en Av San Martín y Tucumán desde las 5 hasta las 10 de la mañana.

En este caso se controlaron un total de 50 vehículos, detectando 9 de ellos con nivel de alcoholemia positivo que superaba el máximo establecido. Además, se retuvieron 3 autos y 2 motos y se labraron 16 multas por distintos motivos, señalaron fuentes municipales de Carlos Paz.

Otro operativos se realizaron el día sábado en Av Libertad y General Paz donde participaron 8 inspectores de tránsito, que detectaron 9 infracciones por cruce de semáforos en rojos en 3 horas que duró el control “un índice muy alto teniendo en cuenta el tiempo”, indicaron. Además, se labraron 27 multas de tránsito por falta de casco, documentación y otras razones.

Alcoholemia positivo. El conducir bajo los efectos de drogas como el alcohol, la marihuana, entre otras, afecta en gran nivel las habilidades de las personas. Distintas organizaciones y especialistas plantean que es uno de los mayores problemas al momento de manejar, y lamentablemente uno de los principales factores humanos por los que se pueden producir accidentes de tránsito.

En los controles rutinarios de los inspectores en Villa Carlos Paz se detectaron 9 casos de alcoholemia. “El porcentaje de casos positivos fue de un 18%, similar a los controles anteriores pero menos con respecto al año pasado”, señalaron desde la municipalidad carlospacense.

La ONG Concientizar Para Prevenir viene advirtiendo hace tiempo que en Carlos Paz se deberían aumentar la cantidad de controles de alcoholemia en la ciudad, ya que actualmente se realizan sólo 2 y deberían de ser 4, dijeron los integrantes a tránsito Córdoba. El principal problema es la cantidad de boliches y jóvenes que los fines de semana conducen por las calles de la Villa.

Comentarios