La ciudad luce cada vez más abandonada

(* carta de lectores)

La ciudad de Córdoba luce cada vez más abandonada. El alumbrado pùblico nunca pudo normalizarse, tampoco el bacheo, el cuidado de los espacios públicos (parques, plazas y paseos) tuvo cientos de anuncios y algunas temporadas acotadas de buen mantenimiento, pero con alerta máxima por dengue no se vió tampoco gran actividad municipal por mantener los yuyos cortos, realizar control de desagues y volcado de líquidos a la vía pública ni prevención en comienzo de la temporada de calor y humedad, sino que se usó el más caro y último recurso para luchar contra el mosquito: la fumigación masiva, cuando el problema ya es grave.

Han pasado 4 años y 4 meses desde que asumió el Intendente Ramón Javier Mestre, en un enérgico discurso donde se hablaba de la pesada herencia, de la ciudad casi devastada por la política y el paso del tiempo, la falta de obras y el descuido del vecino que no tiene, muchas veces, interés por cuidar algo que ya está dañado. Y lo que aquí está dañado es la falta de compromiso y trabajo político, el anuncio y la excusa de cortar cintas para aparecer, el hacer obras que “no se ven, pero hacen falta”, de apurados para inaugurar antes de las elecciones, como lo es el Desagüe Bunge, que a la primera lluvia colapsó y hay que hacerlo nuevamente, de cero, donde se dilapidaron cientos de millones de pesos de todos los vecinos.

Pasa el tiempo y la ciudad se cobra sus víctimas, como ese joven que murió electrocutado cuando se abrazó a un semáforo durante una lluvia, para no ser arrastrado por la corriente de agua en una zona que se inunda hace décadas y no se han hecho desagües. Como los vecinos de Alta Córdoba, que padecieron la falta de control de los organismos competentes, aún con decena de denuncias, con la explosión más grande que pueda recordar la ciudad en muchísimo tiempo. La ciudad de Córdoba se cobra sus víctimas en cada joven que muere por un accidente de moto, que más allá de no llevar casco, faltó ahí el control de quien tiene el poder de policía; de esa señora que cruzando la calle fué atropellada, y no había semáforos, faltaba un reductor de velocidad, y el chofer de colectivos venía cortando clavos para llegar a horario a la puta de línea y se chocó un par de espejitos.

IMG_20160408_231313699 IMG_20160408_231343091 IMG_20160408_231353731

La mañana del viernes 8 de abril, en Barrio La France, amanecimos asustados por un grave accidente de tránsito, más bien un siniestro vial, donde un joven que circulaba en una moto se cayó del vehículo y fue arrollado por un automóvil. No pretendo analizar ni emitir resolución al respecto del suceso, pero sí brindar a los vecinos de otros barrios información de cómo veo esta esquina, día a día, y de lo que avisé una decena de veces a diversos funcionarios municipales que desoyen toda advertencia o aviso de los vecinos, como si su trabajo no fuera atenderlos debidamente y ser responsables por lo que no se devuelve en obras y respuestas.

No quiero decir con esto que los baches y oscuridad hayan producido este accidente, eso lo determinarán pericias y pruebas que corresponden a la justicia, pero sí como vecino, entiendo que estos pozos, imperfecciones de asfalto, oscuridad, desagues de comercios que lavan sus veredas y se acumula agua, todo eso genera situaciones que pueden producir accidentes en cualquier momento…

La intersección de las calles Curupayti y Bv. Los Granaderos tiene sobre una de sus esquinas un cartel de Cruce Peligroso. Y eso que no es un boulevard, tampoco lo consideraría avenida, sino una calle un poco más ancha que el resto de las del barrio, donde el alumbrado (al día de hoy, mismo del accidente y desde hace meses) le falta el alumbrado, le falta bacheo, tiene desagües y líquidos en cada esquina, hay estacionamiento indebido a toda hora. La única obra positiva en el sector, y ya no recuerdo si es de ésta o la anterior gestión, es el semáforo sobre Ciudad del Barco, luego de décadas de pedido por parte de vecinos y colegio que está a dos cuadras.

A metros de donde se sucedió el siniestro, hay baches y daños sobre el asfalto que podrían ocasionar la pérdida de control de cualquier vehículo, y se adjunta en fotos. Pero, invito a cualquier funcionario COMPETENTE del municipio a que se comunique conmigo, podemos visitar juntos el lugar. Lugar por el cual transito a diario, ya que tengo que caminar 7 cuadras para ir y venir de tomar el colectivo, ya que lamentablemente no dispongo de un vehículo oficial con chofer, donde ir cómodo y despreocupado del tránsito cada vez más complicado de la ciudad.

Esa misma cuadra no tiene alumbrado público: son 3 postes que a la tarde del día del siniestro, se encuentran sin funcionar. Pasa de hace semanas, y los vecinos ya se han cansado de reiterar sus reclamos. Aún cuando se ha decretado la emergencia en alumbrado público varias veces, hubo anuncios con bombos y platillos, todavía el municipio no ha podido ponerse al día. Pero no depende de la pesada herencia, sino de que durante los 4 años y medio de gestión Mestrista, nunca hubo un verdadero interés de poner en orden algo que es esencial para la circulación y seguridad de los vecinos. Es más: sin alumbrado adecuado, no podríamos ver las veredas rotas por las cuales caminamos a diario. Al menos, ya si no controlan las veredas, iluminemos las calles para ver que están rotas.

Por eso, desconcertado por el suceso, invito al señor intendente y cualquier otro funcionario que verdaderamente quiera mejorar la ciudad, a que se tome el 600/601, el 86; se baje ahí mismo en la esquina. También puede tomarse el 20, 21, 22, 24 y 27; vamos a caminar por el barrio. De verdad, después nos tomamos unos mates en la plaza, pero traiga repelente, eso sí. Y por último, si ya se hace de noche, por favor traiga una linterna de mano, ya que sin ella le será dificultoso regresar hasta la parada de colectivo, si es que en la oscuridad (sumado a la total falta de patrullaje en la zona) no es arrebatado y golpeado por malvivientes que dañan más la sociedad cordobesa, más aún de la violencia que reciben de forma injusta, por la falta de atención, impuestos abusivos y abandono de quienes deberían representar y acompañar a los vecinos a un futuro mejor.


(*) Nota: carta de opinión del usuario Alejandro Lazcano, vecino de la Ciudad de Córdoba // Si queres enviar tu opinión también podes hacerlo, enviando por correo a info @ transitocordoba.com

Comentarios