Cómo deben viajar los niños en el auto

Como lo mencionamos en reiteradas oportunidades, a la hora de salir con el vehículo se deben tener en cuenta una serie de cuestiones y no sólo cuando se va a transitar por la ruta, sino también por las zonas urbanas. En este caso, veremos cómo deben viajar los niños en el auto, si pueden ir en moto, teniendo en cuenta la ley y lo que sucede en la práctica, además de aclarar algunas de las consultas más frecuentes.

En primer lugar, queremos hacer mención a algunas de las consultas más frecuentes que recibimos sobre este tema. No se puede, bajo ninguna forma, llevar a un niño en brazos, ni en upa de un adulto, y mucho menos que use el mismo cinturón que la persona mayor o lo compartan con otro menor.

Estas conductas son de altísimo riesgo y si tanto queremos a los niños, tendremos que aprender a trasladarlos en el auto o cualquier otro vehículo para cuidar su integridad física, ya que en muchos casos (por no decir todos) no pueden decidir por ellos mismos. Se acepta que existan algunos que no sepamos y lo hagamos por desconocimiento, pero realizar alguna de estas cosas son una locura.

Sino, miremos un breve vídeo pero importante de la campaña que se hizo en España

Como deben viajar los niños en el auto

Si bien la actual Ley Provincial de Tránsito de Córdoba (N° 8560 T.O 2004) y su Decreto Reglamentario (318/07) no son muy específicos a la hora de hablar sobre este tema, se establece en varias oportunidades algunas prohibiciones y otras indicaciones de cómo deben trasladarse a los menores de edad.

En el artículo 39 de la Ley Provincial se establece que:

Está prohibido circular con menores de diez (10) años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos especiales homologados al tal efecto.

Como consecuencia, significa que cualquier niño o niña que tenga menos de 10 años de edad no podrá viajar en el asiento de adelante de un auto o camioneta. No obstante, si lo hacen con las sillitas o booster (que veremos más adelante) no estarán infringiendo este artículo de la norma.

Esto quiere decir que en el caso de las camionetas de cabina simple, o los autos con sólo dos asientos podrán llevar a un menor de 10 años de edad en la parte delantera, pero obligatoriamente con la sillita. En este mismo sentido, se recuerda que si el vehículo cuenta con airbag en el asiento en el que viajará el niño deberá desactivarse.

Por qué usar los SRI o sillitas


En la ley y en el decreto se indica que los menores deberán viajar con los “dispositivos homologados a tal efecto”, y si bien no se especifica se entiende que se trata de los Sistemas de Retención Infantil, más conocidos como las sillitas o booster. Estos son elementos de seguridad diseñados para que los niños y niñas puedan viajar no sólo cómodamente sino sobre todo de manera segura.

Tengamos en cuenta que el cinturón de seguridad para su utilización correcta debe cruzar debajo del cuello y pasar debajo de la panza. Las razones de esto es que en la parte superior si va en el cuello en una frenada presionaría sobre esta parte del cuerpo generando una asfixia o rompiendo tejidos, quebrando huesos y otras lesiones que nos quitarían la vida casi inmediatamente.

Y si el cinturón pasara sobre la panza, en el caso de un choque nos podría aplastar los órganos que se encuentran en el tórax del cuerpo, incluida la boca del estómago que nos dejaría sin aire además de ocasionar graves heridas internas. Esto, principalmente para las personas con sobrepeso o las embarazadas, deben utilizar el cinturón debajo de la panza y no sobre ella.

Esta explicación vale para los menores. Imaginemos que le queremos poner el cinturón a una niña de 4 años, el mismo no está diseñado para esta personita por más que querramos, es por eso que deberemos utilizar la sillita o el booster. Esto, para realizar una analogía simple y rápida, sería querer que la misma niña use la ropa de su hermana de 15 años.

Los SRI o sillitas

Existen dentro de los Sistemas de Retención Infantil distintos modelos, cada uno para una edad, peso y altura diferente. En total suman 5 los grupos, como señala Mamá y Niños Seguros:

  • Grupo “0” Para niños con peso menor de 10 kg. (Hasta un año)
  • Grupo “0+” Para niños con peso menor de 13 kg. (Hasta un año)
  • Grupo “I” Para niños con peso de 9 kg a 18 kg (Entre 1 y 4 años)
  • Grupo “II” Para niños con peso de 15 kg. a 25 kg. (Entre 4 y 6 años)
  • Grupo “III” Para niños con peso de 22 kg a 36 kg (Desde los 6 años, hasta los 150cm)

sistemas-retencion-infantil-cuadro

Aunque las edades son determinantes a la hora de elegir qué dispositivo se debe usar, se debe tener más en cuenta el peso y la altura del menor, ya que no todos los niños y niñas son iguales siquiera a la misma edad. Por ejemplo, algunos chicos suelen ser más gorditos o más altos a diferencia del resto. Pero vamos a ver un poco más en detalle los grupos.

Grupo 0. A partir de que el recién nacido sale del hospital debe usar un SRI tipo cuna, que se coloca de forma transversal (a lo largo del asiento de atrás) y se sujeta con los cinturones de seguridad laterales (los de los costados, no el del medio). Sin embargo, por problemas de importación no son muy frecuentes en Argentina.

Grupo 0+. Para este grupo se utilizan los llamados “huevitos”, que servirán para trasladar al niño hasta que cumpla el año de edad. Este, a diferencia del resto de los SRI, se debe llevar en sentido contrario, es decir que mirará a la luneta. También se aclara que debe ir inclinado.

Grupo I. A partir de esta edad se usan las conocidas sillitas, o también llamadas butacas. Estos SRI serán para los niños que tengan entre 1 y 4 años de edad. En este y los casos siguientes, los dispositivos estarán en el mismo sentido que el resto de los ocupantes, es decir que mirarán hacia adelante y no a la luneta como ocurre con los huevos (grupo 0). Las sillitas o butacas se ajustan con el cinturón de seguridad del vehículo y a su vez el menor deberá usar el correaje que tiene el dispositivo.

Grupo II. Este grupo usa ya una butaca que permite que el niño pueda utilizar el cinturón de seguridad que tiene el vehículo instalado de fábrica. Lo que tiene como objeto la sillita en este caso es elevar al menor y darle un mejor respaldo que el del asiento, además de tener protección a los costados.

Grupo III. Cuando el niño llega a los 150 cm de altura (un metro y medio) significa que ya estará en condiciones de poder utilizar el cinturón de seguridad del auto, sin la butaca. No obstante, se utiliza el dipositivo llamado “booster” que eleva la altura del menor y sujeta de los costados.

Dónde se compran y cuánto cuestan

En este punto vale destacar algo, y aunque es una “frase hecha”, la vida no tiene precio (para todo lo demás existe una tarjeta, como dice la famosa publicidad). Es por eso que a la hora de comprar uno de estos elementos tengamos en cuenta que si adquirimos un usado no sabremos el uso que se le dio y en qué estado se encuentra, por lo que si está deteriorado podría equivaler a que el menor no use nada.

Asimismo, si bien todos los modelos de los dispositivos están homologados y se prueban, como en todo existen calidades diferentes. Hay algunas marcas que más allá de inspirar confianza por ser conocidas podrían ser buenas pero no excelentes, al igual que hay algunas otras que no tienen mucho marketing pero son destacables productos. No obstante, veamos.

Luego de una consulta a una casa que se dedica a comercializar productos para mamás y bebés nos indicaron que una sillita que soporta niños entre 0 y 18kg cuesta entre $3.400 y $5.500, por ejemplo, una Nania Cosmo sale $3.400, mientras que una Cosmo Ferrari $4.500, en tanto que una Intanti con isofix $5.500

Las butacas para menores de hasta 25kg el precio es entre $1.800 y $5.000, por ejemplo, una marca Love cuesta $1.850, una Joie Stages $4.630 y una Premium Baby a $4.900

Un booster con respaldo para niños y niñas entre 9 y 36kg cuesta, por ejemplo, una Infanti V7 $2.700 mientras que una Chicco Neptune $6.400

Por otra parte, un booster también con respaldo pero para menores entre 15 y 30kg cuesta cerca de los $3.700, en tanto que booster sin respaldo un Avanti tiene un precio de $730 mientras que una Graco $1.030

Cuando se vayan a comprar los huevos, butacas o booster se recomienda una nueva y que la vendan en un local que se dedica a la comercialización de estos productos, como las casas para bebés y mamás.

No es recomendable adquirirla en un súper o por internet, ya que uno no tiene posibilidad de sacarse las dudas y en algunos casos no se tienen muchas garantías del dispositivo.

Advertisements

Comentarios


También podes ver