Coniferal anunció que dejará de prestar servicio en el B20, Ersa se haría cargo del servicio

Días atrás, las líneas B20 y B70 habían dejado de circular. Ambos servicios estaban a cargo de Coniferal, empresa a la que se les asignó las líneas luego de que la Municipalidad de Córdoba le quitó la concesión a la firma Ciudad de Córdoba. Luego de la intimación del Municipio, Coniferal restituyó el servicio, pero temporalmente hasta tanto las otras prestatarias se hagan cargo del servicio.

colectivo-coniferal-

El pasado 5 de noviembre, se conoció públicamente que las líneas B20 y B70 habían dejado de circular. Sin embargo, no fue ese día si no con anterioridad que los colectivos no estaban circulando. La situación fue advertida por los usuarios, quienes reclamaban que a pesar de tener que esperar la demora habitual de las líneas, los coches nunca pasaban.

Al conocerse esto Canal 10 consultó con la compañía Coniferal, quien estaba a cargo de los servicios, y la Municipalidad de Córdoba, quien es la responsable del sistema de transporte.

Delegados de la empresa le confirmaron a Canal 10 que se habían quitado de circulación a las líneas barriales aunque no dieron mayores precisiones. Ante la consulta sobre por qué no se había informado públicamente la situación, el representante gremial dijo que es el Muncipio quien debe hacerlo, aunque luego agregaron que no es su responsabilidad determinar eso.

Por su parte, ninguna autoridad de Coniferal hizo declaraciones al respecto. Sí en cambio lo hizo la Municipalidad, quien al respecto informó que no estaban enterados de la medida dispuesta por la compañía hasta el momento de que el medio de comunicación le consultó por la situación.

En este sentido, las declaraciones de Hector Taborda resultaron llamativas si se tiene en cuenta que en el cuarto piso del Palacio 6 de Julio, donde tiene sede la Secretaría de Transporte, se encuentra un centro de monitoreo y control de todas las líneas de colectivos y trolebuses que prestan servicio en la capital provincial.

Sin embargo, el funcionario admitió que la firma había solicitado que se traspasaran ambas líneas barriales a las otras prestatarias, debido a su disconformidad con las líneas. No obstante, Taborda anunció que ese jueves se iba intimar a la empresa Coniferal para que restituyera la línea B20 con recorrido entre los barrios Alta Córdoba y Marques de Sobremonte.

Vale recordar que de ambos servicios se hizo cargo la Coniferal tras la quita de concesión a Ciudad de Córdoba por la propia decisión del intendente debido a su situación financiera. En ese momento, fue motivo de críticas la repartición de las líneas que estaba a cargo de Ciudad de Córdoba debido a que Ersa y Autobuses Santa Fe obtuvieron casi la totalidad de los servicios y Coniferal sólo recibió los barriales.

Por otra parte, el intendente había anunciado que las líneas de la empresa a la que se le quitaba la concesión iban a ser distribuidas en un 30% entre las tres prestatarias, para garantizar la igualdad, aunque esto claramente quedó demostrado que no fue así. Principalmente porque los barriales trasladan muy pocos pasajeros y porque sólo dos líneas fueron transferidas a Coniferal a diferencia de Ersa y Autobuses que se hicieron de mayor cantidad.

Asimismo, en cuestión de servicio, a pesar del bajo número de usuarios -razón principal por la cual la compañía habría decidido quitar de circulación- los pocos pasajeros son habituales de las líneas. Además, tal como se planificaron los corredores barriales, cumplen con la característica de no ingresar al centro y cubren distintos barrios, siendo más rápidos, con menor recorrido y poseen una tarifa menor a la común.

A su vez, a pesar de la baja frecuencia, que es de aproximadamente una hora, tal como señalan los choferes los pasajeros ya estaban acostumbrados por lo que al saber el horario en el que el colectivo pasaba por una parada se acercaban a la misma para subir a la unidad.

Pero respecto al tema central, la Municipalidad intimó a Coniferal para que restituyera el servicio. Luego de eso, el 6 de Noviembre -un día después- volvieron a circular las líneas barriales.

Aunque la prestación por parte de esta empresa es de manera temporal. Días después del conflicto, los pasajeros advirtieron de que se habían colocado en los colectivos avisos de que la firma no iba continuar haciéndose cargo del servicio, si no que lo haría Ersa.

Esto había sido advertido por distintos políticos de la oposición, quien al momento de dividirse la empresa Ciudad de Córdoba dijeron que tanto Autobuses Santa Fe como Ersa podrían quedarse con la totalidad de las líneas. Vale recordar que estas dos compañías han sido objetivo de debate por distintos temas incluso antes de que comenzaran a prestar servicio a fines del año 2013, como la adjudicación precaria y la sorpresiva llegada de unidades a Córdoba incluso antes de que se abrieran los sobres de la licitación del nuevo sistema de transporte.

Con respecto al cartel, Coniferal advierte que la situación de conflicto se debe a que Ersa no se hizo cargo de los servicios, tal como estaba planificado. Al mismo tiempo, aclara que el miércoles 11 de noviembre será el último  día en el que circulará el B20 bajo la órbitra de la compañía.

“Señores usuarios línea barrial B20. Se informa a ustedes que Coniferal prestó servicios en la línea barrial B20 hasta el día 31/10/2014, debiendo desde el día lunes 03/11/2014 continuar con la prestación la empresa Ersa.

Al ver que ERSA NO estaba prestando el servicio, Coniferal lo hará hasta el día martes 11/11/2014 fecha en que el Municipio estima comenzará ERSA.

Disculpe las molestias ocasionadas pero esto se debió a factores totalmente ajenos a CONIFERAL.”

Al respecto ningún funcionario municipal dio declaraciones. Los usuarios comentaron a Tránsito Córdoba que están preocupados por la situación, debido a que los choferes no les han podido dar precisiones sobre si la línea seguirá circulando a partir del 12 de noviembre, día en el que Coniferal dijo que no iba continuar haciéndose cargo del servicio.

Sí se conoció que tanto Ersa como Autobuses Santa Fe no están conformes con que se tengan que hacer cargo de la prestación de los servicios. Las razones son la baja rentabilidad, debido a la poca cantidad de pasajeros y el menor precio del boleto en estas líneas. Meses antes, ocurrió con Coniferal una situación similar al anunciar que quitaría de circulación al corredor diferencial, a lo cual la Municipalidad se limitó a permitirlo.

Resta saber si en el día de hoy continuarán circulando las líneas barriales y bajo qué empresa. Los usuarios, mientras tanto, esperarán en las paradas.

Advertisements

Comentarios


También podes ver